07
Septiembre
2015
|
17:38
Europe/Amsterdam

Mini-Submarino Turistico

El Curasub se sumerge cuatro veces al día desde Bapor Kibra hasta profundidades inalcanzables para los buzos. A bordo, los pasajeros del submarino hacen un viaje inolvidable a lugares donde pocas personas han llegado. Los peces coloridos, los corales y los antiguos naufragios se ven perfectamente en las aguas cristalinas que rodean la isla. En el Curasab los pasajeros tienen una vista clara con visibilidad de más de 60 pies (30 metros).

El diseño del Curasab se basa en el submarino Aquarius de 30 años de edad que continua funcionando en la actualidad. Todos los sistemas han sido certificados por Germanischer Lloyd’s, cumpliendo o excediendo los más altos estándares de seguridad. A diferencia del buceo SCUBA, la exploración en el submarino no tiene efecto en los cambios de presión del cuerpo. Esto significa que casi siempre las personas que no pueden bucear por razones de salud pueden sumergirse en el submarino. Las personas con problemas de oído, enfermedades del corazón, problemas de los pulmones, etc. también pueden hacerlo. Debido a que el Curasab desciende a profundidades mayores a las que los buzos pueden llegar, el submarino también se usa para investigación marina científica. El fondo del océano es una frontera vasta y desconocida que en el futuro contribuirá a investigar y a desarrollar estructuras y sustancias bioquímicas y a la biología marina.

La excursión en el Curasab se toma una hora y quince minutos aproximadamente. El precio incluye una memoria USB personalizada con fotos de tu aventura bajo el agua y una camiseta gratis. En colaboración con la Academia de Delfines de Curaçao, se está preparando un producto nuevo en el que estaremos buceando con los delfines.

Descubre más acerca del Mini-Submarino Turístico de Curaçao.