06
Mayo
2019
|
00:50
America/Manaus

La magia natural de Curazao

POR: PORTAFOLIO

La isla de la curación, Curazao, está dispuesta a ganarse un espacio como un destino predilecto para los turistas colombianos.

El destino busca que los visitantes tengan la oportunidad de experimentar las playas, tengan aventuras memorables, reconozcan la mezcla de culturas y sobre todo disfruten por si mismos de un paraíso mágico que mezcla la naturaleza y la belleza. Bajo el lema, siéntelo por ti mismo, la idea es conocer con el Mar Caribe de fondo, las más de 36 playas y el patrimonio Cultural de la Unesco en su capital Willemstad.

Llegar a la isla no es problema, ni es sinónimo de altos precios, desde el 11 de abril, la aerolínea de bajo costo Wingo empezó a viajar desde Bogotá, con la promesa de afianzar la conexión entre ambas naciones y estrechar aún más los lazos comerciales, culturales y de turismo.El año pasado, la isla más azul del Caribe, recibió a 23.593 nacionales dando un crecimiento del 38% con respecto al año anterior, para este año se esperan más de 31.000 colombianos.

Wingo , tiene en su oferta 13 vuelos por semana, en dos frecuencias (jueves y domingo), en Boeing 737-700 con capacidad para 142 pasajeros en clase única con un valor de US$l50.Entre las maravillas que la isla ofrece para sus visitantes está la posibilidad de nadar con tortugas en la playa piskadó, en donde se puede practicar el esnórquel y buceo. La otra posibilidad para compartir con los animales en su entorno natural está en el acuario local, ubicado al sur de la isla, junto a Mambo Beach. Tiene demostraciones con delfines y leones marinos se puede nadar y alimentar a tiburones y también cuidan a los flamingos que han sido heridos o que no pueden vivir fuera.('Turismo a Curazao se frena por falta de más oferta aérea'). La novedad que tiene el sitio y que es un plan recomendado para las familias, es el observatorio submarino con una vista a 5,2 metros de profundidad en donde se pueden apreciar los peces y su vida en el mar además de la recuperación del ecosistema del arrecife sin mojarse o salir de la cápsula de Ocean Lens mientras el guía explica cada una de las especies avistadas.La vida tranquila se complementa con una amplia oferta gastronómica, que incluye los sabores tradicionales locales que se pueden tener en la Plasa Bieu y que son consecuencia de la mezcla cultural del país.Con invitación de Wingo. (lea el articulo original aqui)