08
Septiembre
2016
|
17:34
Europe/Amsterdam

Curaçao: Razones para conocer a la isla de los colores

Marybel Torres

El Caribe está lleno de opciones, pero si estás pensando en tomarte unas vacaciones, conoce las razones porque debes de incluir a la maravillosa isla de Curaçao en tu próximo viaje.

A tan solo dos horas y media desde Miami, se encuentra la isla de Curaçao. Alonso de Ojeda y su expedición en su primer viaje de exploración al nuevo mundo, tuvieron el privilegio de ser los primeros en disfrutar del azul turquesa de sus aguas en el año 1499. Tiene una extensión de 444 kilómetros cuadrados, goza todo el año de un clima seco con temperaturas que oscilan entre los 77 a 82 grados, es decir, en Curaçao siempre es verano y cuenta con ubicación privilegiada pues está fuera de la zona de huracanes. Junto con Aruba y Bonaire forma parte del Reino de los Países Bajos.

La isla perteneció a la Provincia de Venezuela hasta el 28 de julio de 1634, cuando una expedición de la Companía Neerlandesa de las Indias Occidentales, según refiere Wikipidia, comandada por el almirante Johannes Van Walbeeck, conquistó su territorio a pesar de la obstinada defensa que hicieron los héroes López de Moría y Juan Matheos.

Algunos historiadores consideran que los españoles la llamaban “Isla de Corazones” y luego devino en la palabra Curacao. Lo que si es cierto es que las edificaciones de la isla, con arquitectura española y holandesa, tan características, únicas y diferenciadores en el Caribe eran blancas. Ustedes no se imaginan a Curaçao blanco ¿verdad?, nosotros tampoco. Lo cierto es que en 1918 el gobernador Albert Kickert alegó sufrir dolores de cabeza y consideró que su “persistente” migraña obedecía a que las edificaciones eran blancas y debían ser pintadas con colores llamativos. La orden del Gobernador fue ejecutada. Después se descubrió que Kickert era dueño de una almacén de pinturas y lo que buscaba era hacer negocio. Sin embargo, la “mentira blanca” del gobernador le sirvió a Curacao para ser considerada hoy la isla de los colores y diferenciarse de las demás.

Al igual que esta historia del color, Curaçao tiene cuentos interesantes que contarle y le invitamos a que descubran con nosotros interesantes y placenteros lugares que no deben dejar de conocer.

Lea la historia completa, publicado originalmente el 13 de junio de 2016, en La Nota Latina.